Duración permitida para circular con Revisión Técnica rechazada

Duración permitida para circular con Revisión Técnica rechazada

Conducir un vehículo es una actividad que requiere de una serie de medidas de seguridad y prevención para proteger tanto al conductor como a los demás usuarios de las vías. En este sentido, mantener la Revisión Técnica al día es un requisito indispensable para asegurar el buen funcionamiento del automóvil y prevenir accidentes viales. Sin embargo, ¿qué sucede si nuestra Revisión Técnica es rechazada? ¿Podemos seguir circulando con nuestro vehículo? En este artículo, te explicaremos cuál es la duración permitida para circular con la Revisión Técnica rechazada y qué medidas debes tomar en esta situación.

¿Cuánto tiempo podemos circular con la Revisión Técnica rechazada?

La normativa en Chile establece que, en caso de que nuestro vehículo no supere la Revisión Técnica, tenemos un plazo de 30 días corridos para solucionar las observaciones y volver a presentarnos a la revisión. Este tiempo se cuenta a partir de la fecha de la última Revisión Técnica aprobada y no desde la fecha de la última revisión rechazada.

Es importante tener en cuenta que durante estos 30 días, no podemos circular libremente con nuestro vehículo. De hecho, si nos detienen en un control de tránsito mientras circulamos con la Revisión Técnica rechazada, nos expondremos a una multa y a la retención del vehículo hasta que se solucionen las observaciones.

¿Qué hacer si no podemos solucionar las observaciones dentro de los 30 días?

En caso de que no podamos reparar las observaciones dentro de los 30 días corridos, debemos proceder a la baja temporal del vehículo en la Secretaría Regional Ministerial de Transporte y Telecomunicaciones (SEREMITT). La baja temporal implica que el vehículo queda inhabilitado para circular por la vía pública, pero no es necesaria la devolución de las placas patentes.

Una vez solucionadas las observaciones, debemos volver a realizar la Revisión Técnica y solicitar la rehabilitación del vehículo en la SEREMITT. Obviamente, este proceso implica una serie de trámites y costos extras, por lo que siempre es recomendable prevenir y mantener nuestro vehículo en buenas condiciones para no tener que pasar por un mal trago como este.

Consecuencias de circular con la Revisión Técnica rechazada

Ya hemos mencionado que circular con la Revisión Técnica rechazada puede acarrear una multa y la retención del vehículo. Pero, ¿cuáles son las consecuencias a largo plazo de esta conducta?

En primer lugar, debemos recordar que no pasar la Revisión Técnica implica que nuestro vehículo no cumple con las condiciones mínimas de seguridad y emisiones exigidas por la normativa. Esto significa que estamos poniendo en riesgo nuestra integridad física y la de los demás usuarios de la vía, además de contribuir a la contaminación ambiental.

Por otra parte, si circulamos con la Revisión Técnica rechazada durante un periodo prolongado, podemos perder la cobertura de nuestro seguro. En efecto, muchas compañías aseguradoras establecen en sus pólizas la obligatoriedad de mantener el vehículo con la Revisión Técnica al día. Si no cumplimos con este requisito, podemos perder el derecho a reclamar por siniestros o accidentes viales.

Recomendaciones para evitar problemas con la Revisión Técnica

Para evitar tener que circular con la Revisión Técnica rechazada, es importante tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

– Mantener el vehículo en buenas condiciones de mantenimiento y revisar periódicamente los sistemas de seguridad y emisiones.
– Evitar realizar la Revisión Técnica en los últimos días de vencimiento, ya que esto nos deja poco margen para solucionar las observaciones.
– Acudir a talleres de confianza y especializados en la revisión técnica. Hay que evitar a toda costa los talleres informales que ofrecen pasar la revisión sin problemas, ya que esto puede poner en peligro nuestra seguridad.
– Tomar en cuenta las recomendaciones que nos dan en los centros de revisión técnica. Muchas veces, las observaciones son menores y podemos solucionarlas de manera rápida y económica.

Conclusión

La Revisión Técnica es un requisito fundamental para garantizar la seguridad en la conducción de vehículos y el cuidado del medio ambiente. Circular con la Revisión Técnica rechazada puede acarrear multas, retención del vehículo y la pérdida de cobertura en el seguro. Es por ello que siempre es mejor prevenir y mantener nuestro vehículo en buen estado, para evitar estos problemas. En caso de no poder solucionar las observaciones en el plazo establecido, debemos proceder a la baja temporal del vehículo hasta que podamos solucionarlas definitivamente.

faq

Error: El post actual no se encuentra en el array de posts.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio